Cervera Peláez-Campomanes Abogados

Blog

Qué es una herencia yacente y cómo puedes reclamarla

herencia-yacente

En esta ocasión, abordaremos un tema muy importante y relevante: La herencia yacente. Seguramente has escuchado hablar de esta situación legal, pero ¿sabes realmente qué es y cómo reclamarla? No te preocupes, aquí te lo explicamos de manera clara y sencilla.

Si alguna vez te has encontrado en la situación de tener que lidiar con este o conoces a alguien que esté pasando por esta circunstancia, este artículo es para ti. Acompáñanos mientras exploramos los detalles de este proceso y descubrimos cómo puedes reclamar una herencia yacente. ¡Empecemos!

Concepto de herencia yacente

Una herencia yacente se refiere a una situación en la que una persona fallece y, por diversas razones, la sucesión de sus bienes queda en estado de incertidumbre, sin que se haya realizado la correspondiente aceptación.

En otras palabras, la repartición está «dormida», a la espera de ser reclamada y distribuida entre los herederos legítimos.

Causas que pueden generar una herencia yacente

Existen varias situaciones que pueden dar lugar a una herencia yacente. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  1. Falta de conocimiento: Los herederos pueden no ser conscientes de que tienen derecho a su reclamación. También pueden desconocer los trámites necesarios para hacerlo.
  2. Desacuerdos familiares: En ocasiones, las disputas familiares pueden retrasar o impedir la aceptación de la herencia.
  3. Herederos desconocidos: Si no existe información completa sobre los herederos o si estos son difíciles de localizar.

Ejemplo de herencia yacente

Para ilustrar mejor el concepto de herencia yacente, consideremos el siguiente ejemplo. Supongamos que Juan fallece sin dejar testamento y tiene tres hijos: Marta, Pedro y Laura. Sin embargo, ninguno de los tres hijos toma las medidas necesarias para reclamar.

En esta situación, la herencia de Juan se consideraría yacente. Ninguno de los herederos la ha aceptado formalmente ni ha realizado los trámites correspondientes para su distribución. En este caso, los bienes y derechos de Juan quedarían en un estado de «limbo», a la espera de que los herederos tomen acción.

¿Cómo se reclama una herencia yacente? 

 A continuación, te presentamos los pasos que debes seguir para reclamar una herencia yacente:

  1. Consulta con un abogado especializado: Es recomendable buscar el asesoramiento de un abogado en Majadahonda especializado en esta cuestión. Este profesional te guiará a lo largo de todo el proceso y te ayudará a evitar posibles complicaciones legales.
  2. Investiga y recopila información: Reúne toda la información relevante sobre la herencia yacente en cuestión. Esto incluye los detalles del fallecido (nombre completo, fecha y lugar de fallecimiento) así como cualquier documento relacionado, como el certificado de defunción.
  3. Identifica a los posibles herederos: Realiza una investigación exhaustiva para determinar quiénes son los herederos legítimos del fallecido. Esto puede requerir buscar información en registros civiles y consultando testamentos anteriores. Incluso, puedes contratar los servicios de un genealogista en caso de que haya dificultades para encontrar a los herederos.
  4. Comprueba si existe testamento: Verifica si el fallecido ha dejado un testamento. En caso afirmativo, será necesario obtener una copia del mismo para determinar las disposiciones y designaciones específicas que se hayan hecho.
  5. Inicia el proceso de aceptación de herencia: Una vez identificados los herederos y recopilada toda la documentación necesaria, es el momento de iniciar el proceso de aceptación. Esto implica presentar una solicitud ante el juzgado competente o el notario, dependiendo de la legislación local.
  6. Aceptación de herencia a beneficio de inventario: Si existen dudas sobre las deudas o cargas económicas, es recomendable optar por la aceptación de herencia a beneficio de inventario. Esta modalidad permite limitar la responsabilidad de los herederos al valor de los bienes heredados, protegiéndolos de posibles deudas desconocidas del fallecido.
  7. Realiza los trámites legales: Junto con la solicitud de aceptación de herencia, será necesario presentar los documentos requeridos por el juzgado o notario. Estos pueden incluir el certificado de defunción, el testamento (si existe), los documentos de identidad de los herederos, y cualquier otro documento que respalde la relación con el fallecido.
  8. Cumple con los plazos establecidos: Estos plazos pueden variar dependiendo de la legislación local. Es fundamental informarse adecuadamente y cumplir con todas las fechas límite establecidas.
  9. Distribución de la herencia: Una vez que se haya aceptado y completado todo el proceso legal, se podrá proceder a la distribución de los bienes y derechos entre los herederos. Se hará de acuerdo con la voluntad del fallecido o las disposiciones legales aplicables.
herencia-yacente

Documentación necesaria para reclamar una herencia yacente

A la hora de reclamar una herencia yacente, es necesario contar con ciertos documentos que respalden la relación con el fallecido y los trámites legales. 

  • Certificado de defunción: Es un documento oficial que acredita el fallecimiento del titular.
  • Documentos de identidad: Se requerirán los documentos de identidad de los herederos legítimos, como el DNI o pasaporte.
  • Testamento: En caso de existir un testamento, se deberá obtener una copia del mismo para determinar las disposiciones y designaciones específicas.
  • Documentos de propiedad: Si existen bienes inmuebles o propiedades registradas a nombre del fallecido, será necesario recopilar los documentos que acrediten la titularidad de dichos bienes. Por ejemplo, escrituras, registros de propiedad, contratos de arrendamiento, entre otros.
  • Declaraciones de cuentas bancarias: Si el fallecido tenía cuentas bancarias, es importante obtener las declaraciones o estados de cuenta que demuestren la existencia de estas y los saldos correspondientes.
  • Deudas y obligaciones: En caso de que el fallecido tuviera deudas o obligaciones pendientes, será necesario recopilar la documentación que respalde estas situaciones. Por ejemplo, contratos de préstamos, facturas impagas o cualquier otro documento relacionado.
  • Información sobre otros activos y pasivos: Además de los bienes inmuebles y cuentas bancarias, es importante recopilar información sobre otros activos y pasivos del fallecido. Entre estos, vehículos, inversiones, deudas hipotecarias, préstamos, etc.

Es fundamental contar con todos estos documentos actualizados y en regla para poder iniciar el proceso de reclamación de la herencia yacente de manera eficiente y sin contratiempos legales.

Plazos para reclamar una herencia yacente

Es importante tener en cuenta que los plazos pueden variar según la legislación de cada país o región. En general, se establece un plazo determinado desde el fallecimiento para iniciar el proceso de aceptación y reclamar los bienes correspondientes.

Es recomendable consultar con un abogado de herencias en Madrid para conocer los plazos específicos aplicables en tu jurisdicción. El incumplimiento de los plazos establecidos puede conllevar la pérdida de derechos, por lo que es crucial actuar de manera oportuna y diligente.

Implicaciones legales de una herencia yacente

Una herencia yacente puede generar diversas implicaciones legales tanto para los herederos como para terceros involucrados. 

  1. Inmovilización de los bienes: Durante el periodo en que está yacente, los bienes y derechos que la componen quedan en una especie de «limbo». No pueden ser dispuestos ni transferidos legalmente.
  2. Riesgo de pérdida o deterioro de los bienes: Si no se reclama, los bienes pueden correr el riesgo de perder su valor o deteriorarse con el paso del tiempo.
  3. Responsabilidad de los herederos: Aunque los herederos aún no la hayan aceptado formalmente, pueden estar sujetos a ciertas responsabilidades legales (por ejemplo, pago de deudas).
  4. Posibilidad de reclamaciones de terceros: Durante el periodo que dura, terceros pueden presentar reclamaciones sobre los bienes. Esto puede generar complicaciones legales y disputas entre los herederos y los reclamantes.
  5. Demoras en la distribución: La existencia de una herencia yacente puede retrasar la distribución de los bienes entre los herederos legítimos. Lo más probable es que genere tensiones familiares y complicaciones adicionales.

¿Existen casos especiales?

Sí, existen casos especiales relacionados con las herencias yacentes que es importante tener en cuenta:

  1. Herederos desconocidos: En ocasiones, puede resultar difícil identificar a todos los herederos legítimos o puede haber herederos cuyo paradero es desconocido. 

En estos casos, es fundamental realizar una búsqueda exhaustiva. Si es necesario, contratar los servicios de un genealogista para localizar a los herederos y garantizar que se les notifique adecuadamente.

  1. Menores de edad o personas con discapacidad: Si entre los herederos hay menores de edad o personas con discapacidad, es posible que se requiera la intervención de un representante legal o un tutor designado. Esta figura llevará a cabo los trámites.
  2. Herederos renuentes: Puede darse el caso de que existan herederos que renuncien a su parte de la herencia. En estos casos, es importante seguir los procedimientos legales establecidos para la renuncia.

Es fundamental contar con el asesoramiento de abogados especializados en estos casos especiales. Como entenderás, pueden aparecer trámites adicionales y consideraciones legales específicas que deben ser atendidas correctamente.

Comparte este artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Compensación de herencia entre hermanos

La compensación de herencia entre hermanos tiene como objetivo asegurar un reparto justo y equitativo de los bienes heredados, especialmente cuando hay varios beneficiarios. Como abogados expertos en herencias y

Leer más »

Otros artículos

Contacta con nosotros

¿Cómo podemos ayudarte?

Solicita información sin compromiso