Cervera Peláez-Campomanes Abogados

Blog

¿Es posible vender una herencia yacente?

herencia-yacente-se-puede-vender

La muerte de un ser querido es una experiencia difícil y emocionalmente agotadora. Además de lidiar con el duelo, a menudo nos encontramos con la tarea de gestionar los asuntos legales relacionados con la herencia.

Pero, ¿qué sucede cuando esta queda en un estado de incertidumbre conocido como «herencia yacente»? Para empezar, muchas veces se presenta una hipotética situación donde se debe repartir la herencia sin acuerdo. En este artículo, exploramos qué es y si es posible vender una herencia yacente.

Analizaremos las consideraciones legales y restricciones asociadas y el proceso paso a paso para venderla. Expondremos los aspectos a tener en cuenta antes de tomar esta decisión y los posibles beneficios que pueden surgir.

Lo primero, ¿qué es una herencia yacente?

Una herencia yacente es una sucesión en la que el fallecido no ha designado un heredero o el designado no está dispuesto o no puede aceptarla. En tales casos, se considera así porque está en un estado de suspensión, sin un beneficiario claro.

En ausencia de un heredero directo, la ley establece disposiciones para la administración y disposición de los bienes. Esto significa que los activos hereditarios pueden permanecer sin repartir hasta que se resuelva la situación.

¿Puedes vender una herencia yacente?

Ahora que está más claro el concepto, surge la pregunta crucial: ¿Es posible vender una herencia yacente? La respuesta corta es , pero hay ciertas consideraciones legales y restricciones que debes tener en cuenta antes de dar el siguiente paso.

Consideraciones legales y restricciones

A la hora de vender una herencia yacente, es vital tener en cuenta las consideraciones legales específicas, que pueden variar según la jurisdicción

Por ejemplo, en España, si no hay herederos designados y existe un patrimonio por repartir, se debe acudir a un abogado en Majadahonda especializado. Esta figura será la que actúe como administrador. 

Además, es importante destacar que la venta debe ser autorizada por un juez. La ley busca proteger los derechos de los posibles herederos y garantizar que se realice una venta justa y equitativa. El juez evaluará la situación y tomará una decisión en función de las circunstancias específicas de cada caso.

Proceso de venta de una herencia yacente 

A continuación, te presentamos un resumen del proceso paso a paso para vender una herencia yacente en España:

  1. Consulta con un abogado especializado: El primer paso es buscar la asesoría de un abogado de herencias en Madrid. Sobre todo, aquellos familiarizados con las leyes locales en la zona. Un profesional capacitado podrá guiar y representar tus intereses durante todo el proceso.
  2. Designación de un administrador: En casos de herencia yacente, se requiere la designación de un administrador. Será responsable de gestionar y representar los intereses de los posibles herederos. La designación se realiza a través de un proceso legal. Generalmente, es llevada a cabo por un juez, quien seleccionará a la persona adecuada para esta función.
  3. Valoración de los bienes hereditarios: Antes de proceder con la venta, es esencial realizar una valoración completa y precisa de los bienes hereditarios. Esto implica evaluar tanto los activos tangibles (propiedades, vehículos, muebles, etc.) como los intangibles (cuentas bancarias, inversiones, derechos de autor, etc.).Un tasador profesional puede ser contratado para este propósito. Su informe será utilizado como base para determinar el valor de mercado de la herencia.
  4. Obtención de la autorización judicial:  El administrador presentará una solicitud al tribunal, acompañada de toda la documentación pertinente, incluyendo la valoración de los bienes. El juez revisará el caso y tomará una decisión sobre la venta, asegurándose de que se respeten los derechos de los posibles herederos.
  5. Publicación del anuncio de venta: Una vez que se obtiene la autorización judicial, se procede a la publicación de un anuncio de venta. Este anuncio tiene como objetivo informar al público sobre la disponibilidad de la herencia yacente para su adquisición. Es importante seguir los procedimientos legales establecidos para la publicación. Esto garantizará que el proceso de venta sea transparente y cumpla con todas las regulaciones aplicables.
  6. Recepción de ofertas y negociación: Una vez que el anuncio de venta está publicado, los interesados podrán presentar ofertas para adquirir la herencia yacente. El administrador será responsable de recibir y evaluar estas ofertas. Se llevan a cabo negociaciones para llegar a un acuerdo justo y satisfactorio para todas las partes involucradas.
  7. Aprobación de la venta por el juez: Una vez que se ha seleccionado una oferta y se ha llegado a un acuerdo, el administrador presentará la oferta al juez para su aprobación final. El juez evaluará nuevamente los términos de la venta y tomará una decisión final sobre su validez. Si el juez aprueba la venta, se procederá a formalizar el contrato de venta. Se llevará a cabo todas las acciones necesarias para transferir legalmente la propiedad de los bienes hereditarios al comprador.
herencia-yacente-se-puede-vender

Es importante recordar que el proceso de venta de una herencia yacente puede llevar tiempo y requerir paciencia. La duración del proceso dependerá de varios factores, como la complejidad, la disponibilidad de posibles compradores y la carga de trabajo del sistema judicial.

Aspectos a tener en cuenta antes de vender una herencia yacente

Antes de decidir vender una herencia yacente, es fundamental considerar ciertos aspectos que pueden influir en la decisión final:

  1. Acuerdo entre los herederos: En caso de que haya varios herederos potenciales, es importante intentar llegar a un acuerdo sobre el destino de la herencia antes de optar por la venta. Si es posible repartirla sin necesidad de venderla, se evitarán los costes y complicaciones asociados con el proceso de venta. No obstante, en situaciones en las que no se pueda llegar a un acuerdo o no haya herederos designados, la venta puede ser la mejor opción.
  2. Valoración de los bienes: Antes de iniciar el proceso de venta, es esencial obtener una valoración precisa de los bienes hereditarios. Esto ayudará a determinar si la venta de la herencia será económicamente viable y qué precio se puede esperar obtener. Un tasador profesional o un agente inmobiliario especializado puede ayudarte en esta etapa.
  3. Costes asociados: Pueden incluir honorarios legales, honorarios del administrador, impuestos y gastos de publicidad. Evaluar estos costes te permitirán determinar si la venta es financieramente viable y si los beneficios superan los gastos involucrados.
  4. Intereses de los herederos: Si existen personas con derechos legítimos sobre la herencia, es importante asegurarse de que sus derechos estén protegidos. Trabajar en colaboración con un abogado especializado garantizará que se respeten todos los derechos y se cumplan las obligaciones legales.

Beneficios de vender una herencia yacente

A pesar de los desafíos y consideraciones legales asociadas con la venta de una herencia yacente, existen beneficios potenciales:

  • Liquidación rápida: La venta puede proporcionar una solución rápida y eficiente para distribuir los activos entre los herederos. En lugar de enfrentar largos procesos legales o disputas entre los herederos, permite una liquidación más ágil y evita prolongar la incertidumbre.
  • Eliminación de responsabilidades: Ser el administrador de una herencia yacente conlleva responsabilidades y carga administrativa. Al venderla, se transfieren las obligaciones y responsabilidades a un comprador. Esto te libera de la gestión continua y te permite enfocarte en otros aspectos de tu vida.
  • Evitar disputas familiares: En algunos casos, la venta puede ayudar a prevenir conflictos y disputas familiares. Cuando hay múltiples herederos y no se llega a un acuerdo sobre cómo repartir la herencia, la venta puede ser una opción imparcial y equitativa. Al obtener un precio justo y dividir los ingresos entre los herederos, se minimizan las posibilidades de conflictos y se preserva la armonía familiar.
  • Obtención de liquidez: La venta puede proporcionar una inyección de liquidez inmediata. Esto puede ser útil si los herederos esto en una situación financiera apremiante o necesitan fondos para hacer frente a deudas.
  • Eliminación de responsabilidades fiscales: Al vender una herencia yacente, se transfieren las responsabilidades fiscales asociadas a los bienes hereditarios al comprador. Los herederos no tendrán que preocuparse por cumplir con las obligaciones fiscales que podrían surgir de la posesión y administración de los activos hereditarios.
  • Simplificación del proceso: Para algunos herederos, la venta puede simplificar el proceso y aliviar la carga emocional de tener que tomar decisiones difíciles. Al optar por vender la herencia, se elimina la necesidad de negociar acuerdos o lidiar con la gestión de los activos hereditarios.

 

Si estás en situación de tener una herencia yacente y estás considerando la posibilidad de venderla, es recomendable buscar el asesoramiento legal adecuado. Debes seguir el proceso legal establecido para garantizar una venta justa y equitativa. 

Al hacerlo, podrás resolver de manera eficiente la situación y tomar las decisiones necesarias para avanzar en el proceso de distribución de los bienes hereditarios.

Comparte este artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Compensación de herencia entre hermanos

La compensación de herencia entre hermanos tiene como objetivo asegurar un reparto justo y equitativo de los bienes heredados, especialmente cuando hay varios beneficiarios. Como abogados expertos en herencias y

Leer más »

Otros artículos

Contacta con nosotros

¿Cómo podemos ayudarte?

Solicita información sin compromiso