Cervera Peláez-Campomanes Abogados

Blog

Cómo tramitar una herencia

Cómo tramitar una herencia

Sabemos que el momento de tramitar una herencia puede ser difícil, lleno de interrogantes y con elementos que pueden resultar arduas.

Por eso, en Cervera Peláez nos trazamos como objetivo hacer tu proceso de trámites de herencia con testamento o intestados de forma sencilla, práctica y fácil. Así podrás terminar este procedimiento rápidamente, sin dolores de cabeza y de la forma más justa posible.

Si quieres conocer de antemano cómo tramitar una herencia, te contamos cuáles son los pasos de una sucesión. Explicamos qué documentos necesitas, cómo hacer trámites de herencia con y sin testamento, además de responder a las dudas más frecuentes. 

Quédate con nosotros y entérate de todo lo que necesitas saber para completar el trámite de tu herencia de forma rápida y concisa.

Documentos para tramitar una herencia

Hay una serie de documentos que se deben presentar para proceder al trámite de una herencia con o sin testamento. Esta documentación encierra varios aspectos como documentos de los herederos, probatoria del fallecimiento, documentación relacionada con las propiedades, bienes y elementos que conforman la herencia.

Documentos de los herederos:

  • DNI de los herederos vivos.
  • Declaración universal de herederos abintestato si no hay testamento.
  • Probatorias de filiación de primer grado con el fallecido si se va a apelar a una herencia ya repartida.
  • Si hay intención de aceptar la herencia a beneficio de inventario, se requiere un inventario de la herencia

Documentos del fallecido:

  • Certificación de defunción del causante de la herencia.
  • Certificación de últimas voluntades del difunto si no hay testamento o no está notariado.
  • Certificación de seguros de vida si el fallecido los poseía.
  • Testamento notariado si lo hubiera.

Documentos probatorios de las propiedades y bienes a repartir:

  • Escrituras de propiedades de inmuebles o terrenos.
  • Recibos del pago del IBI de dichas propiedades.
  • Toda clase de documentos sobre vehículos del fallecido al tiempo de su defunción.

En pocas palabras, para tramitar una herencia solamente necesitas consignar toda la documentación que pruebe: 

  • La existencia del patrimonio. 
  • Que eres el heredero
  • Que el causante efectivamente ha fallecido.

Pasos para tramitar una herencia

Aunque es un procedimiento engorroso y que requiere muchos documentos, además de paciencia, Tramitar una herencia no es difícil. Simplemente, debes consignar los documentos y esperar que la ley te ofrezca las respuestas.

Para tramitar una herencia hay muchos factores que se tienen en cuenta antes de proceder. Por ejemplo, si se trata de una herencia intestada, o con testamento, los procedimientos que se siguen son diferentes. Igualmente, la obtención de los certificados y trámites puede tomar un tiempo antes de llegar finalmente a la repartición de la herencia.

El tiempo que te tomará llegar al trámite final de la repartición de herencia es de entre 15 y 28 días desde que presentas la documentación requerida y en orden para solicitar el trámite de la herencia. Aquí te dejamos un paso a paso de lo que debes hacer durante el procedimiento de trámite de herencias con testamento.

Obtención de certificados para trámites de herencia

Lo primero que harás será empezar a buscar la documentación, los certificados y los elementos probatorios que vas a usar durante todo el procedimiento de solicitud de la herencia. Esto puede ser difícil cuando se trata de documentación que no te concierne. No te preocupes, nosotros te asesoraremos para conseguirlos:

  • La certificación de actos de última voluntad puede gestionarse online a través de la página web del Ministerio de Justicia. De la misma manera, puedes solicitarlo en cualquiera de las oficinas de ese ente en horarios de oficina.
  • Contratos o certificaciones de seguros de vida que puedes solicitar directamente con la aseguradora. Puede ser a través de un correo electrónico o una visita presencial a las oficinas del seguro donde se presume que el causante firmó una relación contractual. Solo puedes acceder a esta documentación 15 días después del fallecimiento.
  • Certificación de muerte o defunción. Sirve como un certificado ante la ley de que el causante efectivamente ha fallecido. Debes pedirlo en el Registro Civil que corresponda al domicilio del causante. Lo bueno es que puedes hacer una solicitud online a través de la web del Ministerio de Justicia.

Obtención del testamento o declaración de herederos

Una vez que obtienes el certificado de actos de última voluntad, puedes saber si en este caso hay o no un testamento a través del cual puedas realizar la repartición. 

Si lo hay, solo deberás ir a la notaría en la que se ha registrado el testamento y solicitar una copia legal y autorizada. Para esto, deberás llevar tu DNI y algún elemento probatorio de que eres familiar directo, heredero o interesado en el testamento.

Por otra parte, si descubres que no hay un testamento, debes realizar una declaración de herederos abintestato. Esta reúne toda la información filiatoria del causante a fin de repartir su patrimonio entre los herederos que tengan primer grado de consanguinidad si los tuviera.

Para solicitar este documento debes presentarte en la notaría que corresponde al lugar de residencia o muerte del causante. Has de llevar dos testigos que puedan acreditar tu filiación con el fallecido y el certificado de últimas voluntades que indique que en efecto no hay testamento.

Si no eres familiar directo del causante, deberás realizar el trámite de solicitud de estos documentos frente a un juzgado de primera instancia. Aquí pueden solicitar documentos probatorios adicionales.

Inventario

A la hora de tramitar una herencia es realmente importante saber acerca de los derechos, bienes y deudas que la involucran. Por eso, en este paso, debes consignar todos los documentos relacionados con esto y que quedan pendientes por revisión antes de entregarlo a sus herederos.

En este proceso se buscan todos los documentos de propiedad, asociación, contratos de seguro, cuentas bancarias y demás bienes del causante. Además, se recopilan estos documentos a modo de inventario para saber exactamente cuáles son los bienes a repartir y cuáles son los deberes a pagar.

Al realizar este inventario, se hace una inspección rigurosa para evitar la pérdida de detalles importantes que puedan derivar en una mala repartición.

Partición de la herencia

Esta es la parte a la que quieres llegar del proceso. Aquí, se hace la ejecución de la herencia en la cual ya se han definido los deberes y derechos de cada uno de los herederos y se han registrado en un cuaderno particional.

Si existe alguna duda o desacuerdo con el reparto, este es el momento de que tus abogados o los de los otros herederos hagan las apelaciones. Han de llegar a un acuerdo para que se respeten los derechos de todos.

Al firmarse la sentencia de partición, se empezarán a cambiar los nombres de propietarios de todo el patrimonio del causante a los herederos que corresponden.

Liquidación y pago de impuestos

Al aceptar cualquier herencia debes hacer la tributación correspondiente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Lo has de hacer en un plazo no superior a los seis meses del fallecimiento del causante. Si fuera necesario por motivos legales podrás hacer una prórroga de este pago, aunque esto acarreará una serie de intereses en los impuestos.

También debes liquidar el Impuesto sobre el Incremento de Terrenos de Naturaleza Urbana, al que se le conoce como plusvalía. Este se paga directamente al ayuntamiento correspondiente a la localización del inmueble que corresponda. Es algo que se paga cuando se devengan toda clase de bienes inmuebles por concepto de herencia.

¿Qué ocurre si no hay testamento?

Es normal que haya una herencia, aunque no haya un testamento. Esta situación lo que hará es cambiar un poco las condiciones del proceso. Debes buscar otros documentos para acreditarte como heredero y permitir que la repartición de la herencia se dé de manera natural.

No obstante, para dar continuidad al proceso necesitarás probar que no hay testamento y que se debe proceder a una repartición de la herencia totalmente intestada. Por eso, lo primero que debes tramitar es el certificado de últimas voluntades.

¿Qué es el certificado de últimas voluntades?

Es un documento necesario para acreditar si el fallecido había otorgado un testamento y en qué notaría lo registró

Mediante este trámite, se hace la solicitud frente a la notaría de investigar si existe un registro de testamento entre la documentación. El objetivo es saber en qué notaría se encuentra registrado y que puedas hacer una solicitud formal para hacer que te den la copia autorizada del testamento.

Si no hay testamento, lo que dirá esta certificación es que no hay registro de últimas voluntades. Esto te dará pie para proceder con la solicitud de una declaración de herederos abintestato. Aquí se registran todos los herederos y se procede a hacer la repartición de herencia por disposición legal.

¿Cuándo solicitar el certificado de últimas voluntades?

Puedes hacer la solicitud formal del certificado de últimas voluntades en cualquier momento que lo desees después de que hayan transcurrido 15 días después de la muerte del causante. Esto quiere decir que es un documento que no pierde validez legal ni vigencia con el paso del tiempo.

Comparte este artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Compensación de herencia entre hermanos

La compensación de herencia entre hermanos tiene como objetivo asegurar un reparto justo y equitativo de los bienes heredados, especialmente cuando hay varios beneficiarios. Como abogados expertos en herencias y

Leer más »

Otros artículos

Contacta con nosotros

¿Cómo podemos ayudarte?

Solicita información sin compromiso