Cervera Peláez-Campomanes Abogados

Blog

Guía sobre el impuesto de herencia o de sucesiones en Aragón

calculo del impuesto de sucesiones en Aragón

El impuesto de sucesiones en Aragón es un tributo estatal que grava la adquisición de bienes y derechos por herencia. Actualmente, Aragón es una de las comunidades autónomas con el impuesto de sucesiones más alto de España. Por ello, si has recibido una herencia o donación en esta región, es posible que tengas que pagar una cantidad considerable al fisco.

Como abogados expertos en herencias y testamentos, hemos elaborado esta guía para explicarte todo lo que necesitas saber sobre este tributo, así como las posibles formas de reducirlo o evitarlo. Sigue leyendo e infórmate cómo puedes ahorrar en el impuesto de herencia o de sucesiones en Aragón.

¿Qué es el impuesto de herencia o de sucesiones?

El impuesto de sucesiones es un tributo que grava las transmisiones de bienes y derechos por causa de muerte. Es decir, cuando una persona fallece y deja un patrimonio a sus herederos, estos tienen que pagar un impuesto por el valor de lo que reciben. Este impuesto es de carácter estatal, pero está cedido a las comunidades autónomas, que pueden establecer sus propias normas y bonificaciones.

Normativa vigente en Aragón

En el caso de Aragón, la ley que rige el impuesto de herencia o impuesto de sucesiones actualmente es el Decreto Legislativo 1/2022, de 17 de enero, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Esta ley establece las siguientes disposiciones:

  • Objeto del impuesto: El objeto del impuesto es la adquisición por herencia, legado o cualquier otro título lucrativo de bienes y derechos por personas físicas.
  • Sujeto pasivo: El sujeto pasivo del impuesto es el adquirente de los bienes y derechos.
  • Base imponible: La base imponible del impuesto está constituida por el valor de los bienes y derechos adquiridos.
  • Tarifas: Las tarifas del impuesto se establecen en función del parentesco entre el causante y los causahabientes.
  • Bonificaciones y exenciones: El impuesto de sucesiones puede beneficiarse de bonificaciones y exenciones en determinadas circunstancias.
  • Presentación de la declaración: La declaración del impuesto de sucesiones debe presentarse en el plazo de seis meses contados desde el día siguiente al fallecimiento del causante.

La ley también establece el procedimiento para la liquidación del impuesto, el procedimiento para la impugnación de la liquidación, y el procedimiento para la expropiación de bienes hereditarios.

Sin embargo, la normativa tributaria puede sufrir cambios a lo largo del tiempo. Por ello, es recomendable consultar con un despacho de abogados especializados en el ámbito tributario y fiscal. 

Factores que afectan al impuesto de sucesiones en Aragón

La cuantía del impuesto de sucesiones o de herencia en Aragón dependerá de una serie de factores, tales como:

El valor de los bienes y derechos adquiridos 

Es el factor que tiene un mayor impacto en la cuantía del impuesto. El valor de los bienes y derechos se determina de acuerdo con las normas de valoración del impuesto sobre el patrimonio.

La relación de parentesco con el causante 

Los causahabientes que tienen un parentesco más cercano con el causante, como los cónyuges, los descendientes y los ascendientes directos, tienen derecho a una bonificación o exención en el impuesto.

El impuesto de sucesiones en Aragón se divide en cuatro grupos, según el grado de parentesco que exista entre el fallecido y el heredero o legatario. Estos grupos son los siguientes:

  • Grupo I: Descendientes y adoptados menores de 21 años.
  • Grupo II: Descendientes y adoptados mayores de 21 años, cónyuges, ascendientes y adoptantes.
  • Grupo III: Colaterales de segundo y tercer grado (hermanos, sobrinos, tíos), y afines de primer grado (cuñados).
  • Grupo IV: Colaterales de cuarto grado (primos), y afines de segundo y tercer grado (cuñados de los hermanos, tíos y sobrinos políticos).

Cada grupo tiene una tarifa diferente, que se aplica sobre la base imponible del impuesto. 

La residencia habitual del causahabiente

Los causahabientes que tengan su residencia habitual en Aragón tienen derecho a una bonificación en el impuesto.

¿Quiénes deben pagar el impuesto de sucesiones en Aragón?

El impuesto de sucesiones en Aragón lo deben pagar las personas físicas que reciban una herencia de una persona fallecida que tuviera su residencia habitual en Aragón o que les dejara bienes situados en Aragón. El impuesto se aplica tanto a las herencias legítimas como a las testamentarias.

Este tributo es cedido a las comunidades autónomas, lo que significa que cada una puede establecer sus propias normas y beneficios fiscales. Por eso, el impuesto de sucesiones en Aragón puede ser diferente al de otras comunidades.

Paso a paso: cómo se calcula el impuesto de sucesiones en Aragón

El cálculo del impuesto de sucesiones en Aragón se realiza en varios pasos:

  1. Determinar la base imponible: representada por el valor neto de los bienes y derechos que se reciben por herencia, una vez deducidas las deudas y cargas que correspondan.
  2. Aplicar las reducciones que correspondan: según el grado de parentesco con el fallecido y el tipo de bienes heredados, estas reducciones pueden variar desde el 100% hasta el 5% de la base imponible, según los casos.
  3. Obtener la base liquidable: es el resultado de restar las reducciones a la base imponible.
  4. Aplicar el tipo de gravamen: se trata del porcentaje que se aplica a la base liquidable según una escala progresiva que va desde el 7,65% hasta el 34%. Este tipo se puede incrementar o disminuir según el coeficiente multiplicador que corresponda al grupo de parentesco del heredero y a su patrimonio preexistente.
  5. Obtener la cuota íntegra: es el resultado de aplicar el tipo de gravamen a la base liquidable.
  6. Aplicar las bonificaciones correspondan: según el grado de parentesco con el fallecido y el tipo de bienes heredados, estas bonificaciones pueden suponer una rebaja de hasta el 99% de la cuota íntegra, según los casos.
  7. Obtener la cuota tributaria: se logra restando las bonificaciones a la cuota íntegra. Esta es la cantidad que se debe pagar por el impuesto de sucesiones en Aragón.

¿Qué reducciones y bonificaciones existen en el impuesto de sucesiones en Aragón?

El impuesto de sucesiones en Aragón cuenta con varias reducciones y bonificaciones que pueden suponer un importante ahorro fiscal para los herederos. Estas son algunas de las más destacadas:

Reducción por parentesco

La reducción por parentesco se aplica a los herederos que pertenezcan a los grupos I y II, es decir, cónyuges, descendientes, ascendientes y adoptados. La reducción es del 100% de la base imponible, con un límite de 500.000 euros por heredero. Si la base imponible supera ese límite, se aplica una reducción del 95% al exceso, con un límite de 1.500.000 euros por heredero. Si la base imponible supera los 2.000.000 de euros, no se aplica ninguna reducción.

Reducción por discapacidad

Esta reducción se aplica a los herederos que tengan una discapacidad igual o superior al 33%. La reducción es del 100% de la base imponible, con un límite de 500.000 euros por heredero. Si la base imponible supera ese límite, se aplica una reducción del 95% al exceso, con un límite de 1.500.000 euros por heredero. Si la base imponible supera los 2.000.000 de euros, no se aplica ninguna reducción.

Reducción por empresa familiar

Se aplica a los herederos que reciban participaciones en empresas individuales, negocios profesionales o entidades que cumplan una serie de requisitos. La reducción es del 100% de la base imponible, siempre que se mantenga la titularidad y el ejercicio de la actividad durante los cinco años siguientes al fallecimiento, salvo que se produzca la jubilación, invalidez o fallecimiento del heredero.

Reducción por vivienda habitual

Se aplica a los herederos que reciban la vivienda habitual del fallecido, siempre que la mantengan durante los cinco años siguientes al fallecimiento, salvo que se produzca la jubilación, invalidez o fallecimiento del heredero. La reducción es del 100% de la base imponible, con un límite de 150.000 euros por heredero.

Bonificación por parentesco

Al igual que la reducción por parentesco, se aplica a los herederos que pertenezcan a los grupos I y II, es decir, cónyuges, descendientes, ascendientes y adoptados. La bonificación es del 65% de la cuota íntegra, siempre que la base liquidable no supere los 402.678,11 euros. 

Bonificación por discapacidad

Se basa en la misma regla que la reducción por discapacidad, es decir, se aplica a los herederos que tengan una discapacidad igual o superior al 33%. La bonificación es del 99% de la cuota íntegra, siempre que la base liquidable no supere los 402.678,11 euros. 

¿Cómo se puede reducir o evitar el impuesto de sucesiones en Aragón?

Como has podido comprobar, el impuesto de sucesiones en Aragón puede suponer una carga fiscal importante para los herederos o legatarios, especialmente si no se benefician de las reducciones o las deducciones que hemos mencionado. Por eso, es conveniente planificar con antelación la transmisión del patrimonio, para evitar o minimizar el pago del impuesto. A continuación, te damos algunas opciones que puedes tener en cuenta:

Hacer donaciones en vida

Una forma de evitar el impuesto de sucesiones es hacer donaciones en vida a los futuros herederos o legatarios, siempre que se cumplan una serie de requisitos. Por un lado, las donaciones en vida tributan por el impuesto de donaciones, que tiene una tarifa más baja que el impuesto de sucesiones, y que también está cedido a las comunidades autónomas. 

Por otro lado, las donaciones en vida pueden beneficiarse de una reducción del 95% del valor de los bienes donados, siempre que se trate de la vivienda habitual, la empresa familiar o las participaciones en entidades, y que se mantengan los mismos requisitos que para el impuesto de sucesiones. 

Hacer testamento

Otra forma de reducir el impuesto de sucesiones es hacer testamento, ya que permite distribuir el patrimonio de forma más eficiente y acorde a la voluntad del testador. El testamento puede incluir cláusulas que favorezcan a los herederos o legatarios que tengan un menor grado de parentesco o un mayor patrimonio preexistente, y por lo tanto pagarían más impuestos. 

Renunciar a la herencia

Una última opción para evitar el impuesto de sucesiones es renunciar a la herencia, es decir, rechazar los bienes y derechos que corresponden por la sucesión del fallecido. La renuncia a la herencia puede ser total o parcial, y debe hacerse de forma expresa y ante notario. 

Esto implica que el renunciante no adquiere ningún derecho sobre el patrimonio del fallecido, y por tanto no tiene que pagar ningún impuesto. Sin embargo, la renuncia a la herencia también implica que el renunciante no puede reclamar ningún bien o derecho que le hubiera correspondido, ni siquiera los que le hubieran beneficiado. 

Vale, te voy a generar una sección H2 con el título “desheredar a un hijo en Aragón” y los tres enlaces que me has pedido. Este es el resultado:

Desheredar a un hijo en Aragón

Desheredar a un hijo en Aragón  es una medida excepcional que permite al padre o ascendiente excluir a un descendiente de su herencia por alguna de las causas legales establecidas en el derecho foral aragonés. Estas causas son:

  • La negación de alimentos al ascendiente
  • El maltrato grave
  • La injuria grave
  • La desobediencia grave
  • La falta de comunicación durante más de un año sin causa justificada.

Para que esta acción legal tenga efecto, es necesario expresar la voluntad de hacerlo en el testamento, indicando la causa legal que lo motiva y aportando las pruebas correspondientes. Si no se cumplen estos requisitos, la desheredación será nula y el hijo tendrá derecho a su legítima, que es la parte de la herencia que le corresponde por ley.

También se puede donar en vida para desheredar a un hijo, que es otra de las posibilidades que brinda el derecho sucesorio aragonés. Sin embargo, es importante señalar que esta opción también tiene implicaciones legales y fiscales que se deben considerar. 

Al igual que en el caso de los hijos, también se puede desheredar a un hermano. Para llevarlo a cabo, es necesario hacer testamento y justificar legalmente una causa específica. En cualquiera de los casos, se debe contar con la asistencia legal de un abogado.

En Cervera Peláez Abogados, somos especialistas en herencias y testamentos. Podemos asesorarte a fin de resolver todas tus dudas y problemas relacionados con el impuesto de sucesiones en Aragón. No lo dudes, y contacta con nosotros para pedir una cita. 

Comparte este artículo

Otros artículos que pueden interesarte

Compensación de herencia entre hermanos

La compensación de herencia entre hermanos tiene como objetivo asegurar un reparto justo y equitativo de los bienes heredados, especialmente cuando hay varios beneficiarios. Como abogados expertos en herencias y

Leer más »

Otros artículos

Contacta con nosotros

¿Cómo podemos ayudarte?

Solicita información sin compromiso